La declaración de la renta es un trámite anual que se debe realizar en todo el territorio nacional. Este proceso ayuda a regularizar tu situación fiscal ante la Agencia Tributaria, asegurando que pagas lo correcto y recibes las devoluciones correspondientes.

La temida por muchos declaración de la renta, en realidad, ofrece la oportunidad de evaluar tu situación financiera y beneficiarte de deducciones y ventajas fiscales. Anualmente, durante el segundo trimestre, se abre el plazo para hacer la declaración correspondiente al año anterior.

Este momento es clave para confirmar que todos tus ingresos y gastos están bien reflejados y corregir cualquier error en los datos que maneja la Agencia Tributaria. Comprender este proceso te ayudará a evitar sanciones y a maximizar las devoluciones por retenciones excesivas.

Quiénes están obligados a realizar la declaración de la renta

Es fundamental saber si se tiene la obligación de presentar la declaración de la renta. Es decir, no todo el mundo tiene que hacer de manera obligatoria.

Debes hacerla si vives en España durante más de 183 días al año o si tus ingresos sobrepasan ciertos límites. Por ejemplo, los asalariados deben declarar si sus ingresos anuales superan los 22.000 euros con un solo pagador, o 14.000 euros si tienen más de un pagador.

Para los autónomos, la declaración es obligatoria independientemente de sus ingresos. También estás obligado a declarar si recibes el Ingreso Mínimo Vital o si tus rentas de capital mobiliario superan los 1.600 euros anuales.

Tipos de rentas a incluir

Al hacer la declaración de la renta, es necesario incluir diversos tipos de ingresos. Aquí se detallan los principales:

  1. Rentas del trabajo: salarios, pensiones, prestaciones por desempleo y becas.
  2. Rentas del ahorro: intereses generados por cuentas bancarias e inversiones financieras.
  3. Rentas de inmuebles: ingresos por alquileres y rentas imputadas por propiedades.
  4. Rentas de actividades económicas: beneficios de actividades profesionales o empresariales.
  5. Ganancias y pérdidas patrimoniales: beneficios por ventas de inmuebles, acciones, premios, entre otros.

Cómo hacer la declaración paso a paso

Hacer la declaración de la renta es sencillo si sigues estos pasos:

  1. Preparar la documentación: Necesitarás tu DNI, número de IBAN, certificados de ingresos y retenciones, y cualquier otra documentación relevante, como la relacionada con la compra de vivienda.
  2. Acceder al borrador: La Agencia Tributaria te proporciona un borrador con la información disponible. Puedes entrar en línea utilizando tu Cl@ve PIN, un certificado electrónico o tu DNI electrónico.
  3. Revisar y modificar el borrador: Asegúrate de que toda la información sea correcta y añade cualquier dato faltante, como ingresos adicionales o deducciones.
  4. Confirmar y presenta: Una vez revisado, confirma y presenta la declaración. Tienes la opción de realizarlo en línea, por vía telefónica o presencialmente.

Consejos y errores comunes en la declaración de la renta

Hacer la declaración de la renta puede llegar a ser complicado, pero con estos consejos te será más fácil:

  • Revisa tu borrador: Verifica que todos los datos sean correctos. Revisa cambios personales importantes como matrimonios, nacimientos o cambios de domicilio.
  • Aprovecha las deducciones: Consulta todas las deducciones disponibles tanto a nivel estatal como autonómico. Por ejemplo, beneficios fiscales por invertir en tu vivienda habitual o por realizar donaciones.
  • No olvides declarar alquileres: Si tienes un inmueble alquilado, debes incluirlo. Esta información no siempre está presente en el borrador proporcionado por Hacienda.
  • Atento a las subvenciones: Las subvenciones deben incluirse como ganancia patrimonial. También debes reflejar las ganancias o pérdidas por venta de acciones.
  • Evita errores comunes: Revisa todos los datos antes de presentar la declaración. Un fallo frecuente es omitir algunos ingresos o pasar por alto las deducciones.

Novedades en la declaración de la renta 2024

Para la declaración de la renta de 2024, hay algunas novedades importantes que debes tener en cuenta:

  1. Nuevos tramos de IRPF: Los tramos de IRPF han cambiado, con retenciones que van desde el 19% hasta el 47%. Es crucial conocer en qué tramo se encuentran tus ingresos.
  2. Deducciones nuevas: Ahora puedes deducir por la compra de vehículos eléctricos, obras de rehabilitación de vivienda y por maternidad. Estas deducciones pueden reducir considerablemente tu carga fiscal.
  3. Exenciones por trabajos en el extranjero: Si has trabajado para empresas extranjeras, puedes estar exento de tributar hasta un máximo de 60.100 euros. Esta exención puede ser muy beneficiosa.
  4. Deducciones por donaciones: Si has realizado donaciones a ONG, partidos políticos, sindicatos o colegios profesionales, puedes deducir estas cantidades en tu declaración.

Confía en un asesor para hacer tu declaración de la renta en Gijón

Si todo lo que te hemos explicado te parece demasiado para ti, no te preocupes, en Montiel Asesores te ayudamos a presentar la declaración de la renta en Gijón para que te olvides de todo.

Recopilamos la información y nos encargamos de que la Agencia Tributaria tenga todos tus datos en regla. ¿Hablamos?

logicthink